Así influyen los alimentos en el dolor de cabeza

Así influyen los alimentos en el dolor de cabeza.

Muchos alimentos comunes contienen algunas sustancias químicas,en especial tiraminas y nitrito,que ejercen un efecto directo sobre el cerebro de personas con propensión genética,desencadenado cambios neurales y vasculares que terminan en dolor de cabeza.

La frecuencia y la intensidad de las cefaleas dependen del grado de vulnerabilidad y del defecto acumulado de la comida  de otros factores sobre el cerebro.

En algunos casos,el factor alimentario estimula la constricción de los vasos sanguíneos,provocando disfunciones de flujo y síntomas neurológicos transitorios,como las molestias visuales.En otros casos,los vasos sanguíneos externos al cerebro se dilatan,se inflaman y desencadenan el dolor.

De acuerdo con esta teoría,son sospechosos todos los alimentos que contienen ciertas sustancias químicas  desencadenantes del dolor de cabeza.Entre ellos se cuentan el chocolate, el queso añejo,el tocino y el vino tinto.

Por otra parte,algunos investigadores sostienen que muchos dolores de cabeza en los niños y los adultos son el producto de alergias o intolerancias alimentarias,las cuales son muy generalizadas pero pasan inadvertidas.

Según esa teoría,el sistema inmunitario del organismo puede percibir determinado alimento como un antígeno(sustancia extraña) y desencadenar una serie de sucesos que culminan en cambios vasculares y dolores de cabeza.

El supuesto es que una gran variedad de alimentos,aparentemente sin tener en común una sustancia química,podrían provocar el dolor de cabeza según la sensibilidad peculiar de cada persona.

Además,los alimentos pueden ejercer un efecto indirecto sobre el dolor y la inflamación al actuar a través  del sistema complejo de las prostaglandinas. Puesto que los dolores de cabeza tiene relación con los cambios vasculares y los procesos inflamatorios,algunos alimentos que afectan estos procesos podrían contribuir a aliviar el dolor de cabeza.Dos ejemplos son el aceite de pescado y el jengibre.

 

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *