El Consumo de Soda

El Consumo de Soda Conduce a la Obesidad y a Epidemias de Enfermedades Crónicas.

Una sola lata de soda al día podría hacerlo subir hasta 15 libras de peso en el transcurso de un año, sin mencionar el aumento de un 85 por ciento de riesgo de diabetes.

Además, los niveles elevados de insulina –causados por el refresco- también subyacen casi todas las enfermedades crónicas conocidas por el hombre, incluyendo:

  • Cáncer
  • Enfermedades cardiacas
  • Envejecimiento prematuro
  • Artritis
  • Osteoporosis

Desde mi punto de vista, no existe absolutamente ninguna razón para tomar soda.

Por que Entre más Alto Sea el Contenido de Fructosa Más Dañina Será para su Salud

Se ha establecido claramente que la fructosa es más peligrosa que otras formas de azúcar, principalmente debido al hecho de que su organismo metaboliza la fructosa de manera diferente.

Cuando su organismo metaboliza la fructosa, todo el peso cae en el hígado.

Esta es la razón por la cual la fructosa es una hepatotoxina—puede severamente dañar y sobre cargar su hígado.  Esta vía metabólica conduce a la creación de una serie de productos de desecho y toxinas, incluyendo una gran cantidad de acido úrico, el cual eleva la presión arterial y causa la enfermedad gota.

La mayoría de los expertos creen que la fructosa es la razón principal de la enfermedad de hígado graso no alcohólico que puede conducir a la insuficiencia hepática.

Los niveles elevados de acido úrico están asociados con las enfermedades cardiacas y de riñón.

Resultado de imagen de El Consumo de Soda Conduce a la Obesidad

Curiosamente, la conexión entre la fructosa, acido úrico, hipertensión, resistencia a la insulina y   enfermedades renales es ahora tan clara que los niveles de acido úrico pueden en realidad ser utilizados como un marcador de toxicidad de la fructosa.

 

Según las últimas investigaciones en esta área, los niveles más seguros de acido úrico son de 3 a 5.5 miligramos por decilitro, y parece que hay una relación constante entre los niveles de acido úrico, presión arterial y riesgo cardiovascular, incluso en niveles de 3 a 4 mg/dl.

Si sus niveles de acido úrico son mayores a los mencionados, eso sería una clara indicación de que usted es particularmente sensible a los impactos perjudiciales de la fructosa.

La Fructosa

La vía metabólica específica de la fructosa también explica la razón por la cual la fructosa es la principal causa de obesidad.

La mayoría de la fructosa consumida es literalmente almacenada como grasa.

Además, mientras que la glucosa inhibe la hormona grelina del hambre y estimula la leptina, que suprime el apetito, la fructosa no tiene efecto sobre la grelina e interfiere con la comunicación de su cerebro con la leptina.

El resultado es un círculo vicioso de comer en exceso, aumentar de peso y la obesidad en última instancia.

La conclusión es que una dieta alta en fructosa es una dieta ALTA EN GRASA – una dieta muy alta en grasa es peligrosa y crea un círculo vicioso de consumo que no se detendrá, y que produce cambios dañinos y muy rápidos en su organismo.

 

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *