Masaje tailandés

Masaje tailandés

El masaje tailandés o masaje thai es una técnica milenaria que utiliza básicamente técnicas de estiramiento pasivo cimbinadas con técnicas de presión sobre los músculos a tratar.Se realiza en un futón en el suelo, aplicándose a todo el cuerpo, de pies a cabeza.

Con el paso del tiempo se fueron creando dos métodos distintos de aplicación:

  • Uno que emplea más la digitopuntura.
  • Otro que emplea más la apertura del cuerpo con amplios estiramientos.

Ambos métodos no modifican ni alteran los principios curativos ni los objetivos terapéuticos generales, ya que dichas técnicas son las encargadas de desbloquear tanto el cuerpo físico, el emocional y el mental, permitiendo que estén en perfecta armonía y evitando la enfermedad o desequilibrio.

Lo que se busca, a través de las digito presiones,es estirar y desbloquear el flujo energético de los meridianos, equilibrando el “qui” del cuerpo,favoreciendo un mejor riego sanguíneo y la autocuración del mismo cuerpo.

Indicaciones

El masaje tailandés está indicado en loas siguientes casos:

  • Dolores articulares.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolores de espalda.
  • Ciática, hernia.
  • Insomnio.
  • Mala circulación.

Beneficios

El masaje tailandés:

  • Mejora la postura.
  • Tonifica el sistema nervioso,circulatorio y linfático.
  • Incrementa la movilidad y la flexibilidad de la musculatura, ligamentos y tendones,al mismo tiempo que los fortalece,previniendo lesiones tendinosas y musculares.
  • Regula el funcionamiento endocrino.
  • Estimula los ganglios linfáticos para eliminar las acumulaciones tóxicas.
  • Regula los estados de ánimo, armonizando la conexión entre mente y cuerpo.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Disminuye el estrés aportando un alto grado de relajación.
  • Mejora la capacidad respiratoria.
  • Disminuye la tensión corporal.
  • Aumenta la capacidad de atención y mejora la memoria.

¿Como se realiza?

En el masaje tailandés el masajista guía al cliente para cambiar sus posturas, partiendo de frente (decúbito supino ), luego de costado,tendido boca abajo, para luego finalizar con la persona sentada en el futón o colchoneta.La duración de esta terapia oscila entre una hora y dos horas y media.

Dada las particularidades de este masaje,se requiere la utilización de ropa cómoda, que permita la movilidad,con el fin de conseguir una mayor relajación y efectividad en la terapia.

TÉCNICA DEL MASAJE

 

Las técnicas de manipulación corporal que se utilizan incluyen diferentes formas de presión ejecutados con las plantas, pulgares, antebrazos, codos, rodillas, pantorrillas y pies del terapeuta,mientras que la manera en que se aplican se caracteriza por un particular movimiento de presión rítmica sobre el receptor, coordinado con el ritmo respiratorio de quien lo ejecutas.

Cada presión, ya sea de los pulgares, las palmas de las manos, las rodillas o los pies, debe ser lenta, pero firme, con un movimiento fluido.

Usando el peso corporal, el masajista debe apoyarse en cada empuje lentamente.Cuando se aplica la suficiente presión,el terapeuta debe mantenerla durante unos cinco segundos.

Junto con este movimiento se aplican, según sea necesario, distintas y variadas formas de estiramiento que llevan al receptor a adoptar posturas que son muy similares a las asanas del yoga. Estos estiramientos, junto con las distintas técnicas de presión mencionados, inducen a ambos a un estado de conexión y relajación profundo.

Los estiramientos se realizan de manera progresiva.El cliente estará tumbado y cada miembro del cuerpo será delicadamente estirado.

A continuación, se invitará al cliente a sentarse para realizar un último estiramiento de la espalda.Para realizarlo el terapeuta se colocará de rodillas detrás de él y le hará inclinarse firmemente hacia atrás, sintiendo cómo se estiran cada una de las vértebras de su cuerpo.

 

PAUTAS A SEGUIR

 

La comunicación es fundamental para el correcto desarrollo del masaje tailandés;es esencial que el masajista conozca las zonas dolorosas y saber si puede ejercer presiones más o menos fuertes a medida que el masaje avanza.

Una variante del thai,especialmente indicada para inflamaciones agudas o contracturas,consiste en una selección de hierbas orientales envueltas en trozos de algodón,formando una especie de compresa que se calienta a baño maría.En cada fase del masaje,se aplica esta compresa en las zonas trabajadas,obteniendo un eficaz resultado analgésico.

Después del masaje,el cliente no debe levantarse de inmediato y participar en actividades vigorosas, sino descansar tranquilamente durante durante unos minutos con el fin de absorber totalmente los efectos del masaje y apreciar la sensación de bienestar y tranquilidad.

Contraindicaciones

El masaje thai no se debe aplicar a:

  • Personas que tengan alguna patología del corazón o presión arterial alta.
  • Personas que padezcan de osteoporosis(en el caso de que se practique,no hay que aplicarles presiones intensas).
  • Personas que hayan sufrido de alguna luxación de articulación(especialmente la del hombro).En estos casos se debe tener un cuidado especial o evitar los estiramientos del hombro.
  • Personas que tengan prótesis de cadera o rodilla.
  • Personas que padezcan de problemas de columna(hernia de disco,lumbago y ciática),o que hayan sido operadas de esta zona.
  • Personas con hemofilia o flebitis.En estos casos,se precisa autorización médica.

 

 

 

 

Previous

Micoterapia

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *