Potasio,una sustancia vital

Potasio

UNA SUSTANCIA VITAL

El potasio es crucial para la vida, ya que se precisa para el buen funcionamiento de las células,incluidas las del músculo cardíaco.

Interactúa con el sodio y otras partículas cargadas (magnesio, calcio y otras), llamadas electrolitos. El sodio y el potasio tienen ambas cargas positivas y compiten entre si para entrar en el interior de las células, que tienen carga negativa.

Este <<baile iónica>> genera la electricidad que sostiene la vida. Por tanto, el potasio debe considerarse una importante de la <<bateria celular>>

Se precisan niveles suficientes de potasio para  prevenir la hipertensión arterial y los calambres musculares, y para asegurar el funcionamiento normal del corazón.

Además, el potasio también es necesario para la contracción muscular, la conducción nerviosa, la metabolización de glucosa, proteínas e hidratos de carbono,la función renal y suprarrenal y equilibrio hídrico.

Cuando se suda mucho,se orina con frecuencia (por estar tomando diuréticos) y se vomita o se tiene diarrea se puede perder gran cantidad de potasio.

Enfermedades como una diabetes no tratadas también pueden tener como consecuencia una fuerte pérdida de potasio.

Asimismo,el déficit de magnesio contribuye a la pérdida de potasio. A fin de aprovechar al máximo el potasio, es necesario asegurarse de que se toma una cantidad suficiente de magnesio de los cereales integrales y hortalizas de hoja verde.

Un déficit de potasio puede provocar calambres musculares y debilidad,arritmia cardíaca,fatiga, confusión mental, irritabilidad y problemas de crecimiento.

 

UNA DIETA EQUILIBRADA

La dosis diaria recomendada a partir de los diez años es de 2.000 mg al día. El potasio se encuentra en muchos alimentos diferentes, pero especialmente en frutas y verduras.

Fuentes ricas de potasio son las zanahorias, los aguacates,los tomates, las manzanas, los plátanos y las naranjas.

Dulse, un tipo de alga,es especialmente rica en potasio. La carne, el pescado y la leche también son buenas fuentes de potasio.

No sólo importa la cantidad total de potasio, si no también su equilibrio con el sodio.Muchas  personas son conscientes de la importancia de reducir la dosis de sodio (sal de mesa), pero es igual de importante aumentar la dosis de potasio.Las frutas y verduras  ofrecen una  elevada proporción de potasio con respecto al sodio.

Según los investigadores nutricionistas,mucha gente tiene una proporción de potasio con respecto al sodio de 1:2. Los expertos recomiendan una proporción de 5:1.Muchas frutas y verduras tienen una proporción de potasio respecto al sodio de 50:1 como mínimo y a veces hasta de 100:1.Por ejemplo, los plátanos tienen una de 440:1 y las naranjas de 260:1.

INGESTA DIETÉTICA DE REFERENCIA

  • De 0 a 6 meses: de 90 a 500 mg.
  • De 6 a 12 meses: de 500 a 700 mg.
  • De 1 a 10 años: de 700 a 10 años.
  • De 11 a 18 años: de 1.600 a 3.000 mg.
  • A partir de 18 años: de 2.00 a 5.00 mg.
  • Embarazo/lactancia: más de 2.00 mg.

Lo mejor es aumentar la dosis de potasio a través de los alimentos, porque así se consumen también otras vitaminas y minerales útiles. Otra forma común de incrementar el nivel de potasio y reducir el sodio es utilizar sucedáneos de la sal, que consisten principalmente en cloruro potásico.

La mayoría de los complejos multivitamínicos contienen potasio y ayudan a aumentar la ingesta diaria.Además, el potasio está disponible como suplemento, que no puede contener más de 99 mg por dosis.Los médicos utilizan dosis de 500 a 3.000 mg para el tratamiento terapéutico de la hipertensión.

Conviene recordar que una dieta rica en potasio y cobre en sodio precisará una dosis mucho menor de suplementos de potasio.Hay que consultar a un médico nutricionista para dar con la dosis de potasio adecuada.

 

¿CUALES SON SUS EFECTOS SECUNDARIOS?

 

Algunas personas nunca deberían  tomar potasio a menos que así se lo aconseje su médico.En caso de padecer una enfermedad hepática, no hay que tomar suplementos de potasio sin la prescripción específica del médico.

Además, las personas que toman digoxina,iboprofeno o naproxina,o diuréticos que agotan las reservas de potasio (como laxix y tiazidas), así como cisplatino (fármaco de quimioterapia), no deberían tomar suplementos de potasio sin prescripción facultativa.Una dosis demasiado alta de suplementos de potasio puede provocar náuseas, vómitos, diarrea y úlcera.

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *