Pastel de pollo en 10 minutos

Smoothie bowl especiado con cúrcuma y pera pochada
octubre 2, 2018
Berenjenas a la parmesana
octubre 3, 2018

Pastel de pollo en 10 minutos

Ingredientes:

Para Para 6 personas

  • 500 gr. de Carne picada/molida de pollo
  • 60 gr. de Pimiento Verde
  • 60 gr. de Pimiento Rojo
  • Maiz Dulce (al gusto)
  • 1 Huevo
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

Lo primero que vamos a hacer es lavar y picar el pimiento verde y el pimiento rojo. Lo puedes hacer tanto a cuchillo como con la ayuda de una picadora, todo depende de cómo te guste encontrarte de gordo el pimiento. Una vez que esté todo bien picado lo que haremos es incorporar en un cuenco todos los ingredientes.

Así que echamos la carne picada junto con el pimiento picado, añadimos también sal a nuestro gusto, ponemos el huevo, un poquito de pimienta y el maíz bien escurrido. Lo vamos a mezclar todo hasta que nos quede una masa lo más homogénea posible.

A continuación, sobre la encimera de la cocina, colocaremos film transparente.

Te voy a dar un truquito, para que el papel transparente no se mueva. Pon sobre la encimera unas mínimas gotas de agua, así este quedará adherido a la superficie y será mucho más fácil trabajar la masa de carne.

Colocamos la carne sobre el papel transparente de modo que quede una especie de rulo. Ahora, lo que haremos será coger el papel transparente y darle vueltas hasta que nos quede un rollo. Tiene que quedar muy apretado, muy consistente.

Una vez que ya lo tengamos bien cerrado por los extremos, lo que haremos será llevarlo al microondas durante 7 minutos a 800 vatios de temperatura.

¡Déjalo enfriar!

Pasado ese tiempo lo sacaremos y dejaremos al menos dos o tres minutos que enfríe para poder retirar el papel transparente. No lo hagas antes ya que te puedes quemar y te ibas a cortar de mi durante mucho tiempo. Una vez que hayas quitado el papel transparente y para cortarlo en condiciones lo dejaremos que enfríe del todo, si es en la nevera mucho mejor. El problema de partirlo en caliente es que se puede desmenuzar. Por eso hay que dejarlo que enfríe completamente. Cuando ya tengamos nuestro pastel de pollo completamente frío, lo podremos partir del grosor que más nos guste y  acompañarlo de un riquísimo pan casero o de una fantástica ensalada o una guarnición.