Rábano picante

Rábano picante

Las partes medicinales del rábano picante incluyen sus largas raíces blancas estrechas y hojas verdes. La hierba puede tener una altura de hasta dos metros y generalmente necesitan climas fríos con buena luz solar para crecer.

El rábano picante es una hierba perene que ha sido ampliamente utilizada siglos atrás para propósitos medicinales. Durante la Edad Media, las raíces y las hojas de la hierba fueron utilizadas como medicinas.

 

Beneficios

 

Tomado internamente, se decía ser efectivo para las infecciones de la vejiga y otros problemas de riñones y vejiga. El rábano picante también se tomaba como tratamiento para infecciones respiratorias y para el dolor de articulaciones. También se aplicaba externamente como una pasta para las heridas, articulaciones dolorosas y músculos tensos.

El rábano picante también ha sido ampliamente utilizado para tratar desordenes respiratorios como congestiones pulmonares y bronquitis por cuanto ayuda a limpiar la mucosa de las vías respiratorias.

La hierba puede ser utilizada con miel para tratar tos persistente e incluso asma. En niños y adultos, la hierba puede ser en polvo o en pasta y aplicarse como un bálsamo en el pecho para tratar congestiones pulmonares.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *