Salvia

Salvia

Descripción

Semiarbolito de tallo ramificado,profusamente cubierto de hojas perennes,ovales,rugosas y de color verde glauco.Sus flores de color violeta,se agrupan en espigas terminales.

Se trata de una especie originaria de las regiones mediterráneas,en las que sus aplicaciones son conocidas en la Antigüedad.Actualmente es cultivada.

Recolección

Para uso medicinales se recolectan las hojas,que se retiran de la planta junto con los más jóvenes retoños.Después se ponen a secar a la sombra y al aire,o bien en secadero a 35ºC como máximo.La cosecha puede hacerse dos veces al año.Las hojas secas han de conservarse en sobres cerrados.

Contienen hasta un 2,5%de aceites esencial(oleum salviae),en el que hay tuyona,borneol y alcanfor,diterpenos,jugos amargos y taninos.

Aplicaciones

La salvia se emplea contra afecciones gástricas e intestinales,en las que reduce los procesos inflamatorios;es eficaz contra la diarrea,la tipanitis y la excesiva transpiración nocturna.

Se prepara una  infusión a razón de 1,5 g de hojas por taza de agua hirviendo,y se mantiene en infusión durante 8 minutos.Este preparado es eficaz, en caso de inflamación de las vías respiratorias superiores,contra la tos y en el tratamiento de la tuberculosis.Reduce la secreción láctea.

La esencia de salvia ejerce también  un efecto espasmolítico. Externamente se emplean las hojas de salvia en forma de gargarismos contra las inflamaciones de la cavidad bucal,las anginas,los dolores de muelas y la parontiditis. También se incorpora la salvia,como desinfectante, a las cataplasmas y baños aplicados contra las enfermedades de la piel de origen micósico.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *