Sedantes y tranquilizantes:como los alimentos calman el cerebro

Sedantes y tranquilizantes:como los alimentos calman el cerebro

Si la madre naturaleza fue tan precavida  en salpicar los alimentos un poco den Valium,aunque  en cantidades insignificantes, y en añadir  un sedante suave a la cebolla( la quercetina),quién  sabe cuántas otras sustancias calmantes del cerebro habrá  en los alimentos sin que  lo sepamos todavía. Es probable que algunos sedantes actúen  como la morfina al unirse a los receptores de los opiáceos en el cerebro.Otros probablemente  estimulen la actividad  o los niveles de los neurotransmisores,como la serotonina,la cual calman el cerebro.Hay quienes  piensan que la miel,el azúcar y otros carbohidratos afectan a la serotonina,produciendo calma y sueño en la mayoria de las personas.El azúcar o la glucosa podrían actuar directamente sobre las neuronas del hipotálamo cerebral.

Además,algunos alimentos contienen péptidos o los liberan en el intestino para enviar mensajes desde el tracto intestinal directamente al sistema nervioso y al cerebro.


¡Sorpresa! Hay valium en la comida

¿Creia que el Valium era un invento del siglo XXI?Pues estaba en un error.La patente le pertenece a la naturaleza.Al parecer,tanto los seres humanos como los animales vienen consumiendo la droga  en los  alimentos desde épocas inmemorables.Científicos alemanes tropezaron con este hecho asombroso al examinar el tejido cerebral de personas fallecidas antes de 1940.El Valium salió al mercado hasta los 60 años.Sin embargo,los cerebros de la rea pre-Valium contenían rastros inegables de benzodiazepinas naturales: sustancias que alteran el estado de ánimo,de las cuales el Valium es una de las más representativas.Habían llehado a los tejidos varios años antes de iniciarse la producción en los laboratorios Hoffmann- La Roche.

Además los científicos – los doctores Ulrich Klotz y Elisabeth Unseld,del Instituto Fischer-Bosch de Farmacología Clínica de Stuttgart- detectaron los tranquilizantes en los cerebros de animales salvajes y domesticados,entre ellos perros,gatos,ciervos,vacas y pollos, t también en los huevos,la leche de vaca y la sangre de personas que nunca habían con sumido la droga.

¿Cómo llegó allí?La  explicación más razonable es que estas sustancias deben estar presentes en las plantas comestibles y que una  parte mínima de ellas quedó <<atrapada>> en los tejidos cerebrales estudiados.Los científicos se dedicaron entonces a detectar las benzodiazepinas en los alimentos.Las encontraron en las patatas,las lentejas,las judías de soja marillas,el arroz,el maíz,las setas y las cerezas,aunque en cantidades minúsculas.¿Por qué salpicó la madre naturaleza a los alimentos en dosis minúsculas de tranquilizantes?Klotz piensa que los tranquilizantes de los alimentos podrían servir de mensajeros,neurotransmisores o neuromodeladores del cerebro.

De acuerdo con los cálculos del doctor Klotz,sería necesario  comer por lo menos 100 kg de patatas de una sola vez para sentir los efectos de una dosis normal de 5 a 10  miligramos de Valium.Francamente,dice, en este momento nadie sabe si los tranquilizantes naturales desempeñan  algún <<papel biológico>>.


Alimentos con propiedades calmantes y sedantes

Ajo,anís,azúcar,cáscara de limón verde,cebolla,clavo,comino,hinojo,genjibre,mejorana,menta verde,miel,perejíl,salvia,semillas de apio,té(descafeinado).

Además, casi todos los alimentos ricos en carbohidratos -azúcar y almidones- producen efectos sedantes a la mayoría de las personas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *