Alergia e intolerancia alimentaria

Alergia e intolerancia alimentaria

El sistema defensivo corporal se distribuye por todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo.Tiene a su cargo nuestra protección frente a sustancias o microorganismos,de procedencia exógena o endógena,capaces de inducir la aparición y el desarrollo de fenómenos nocivos.No existe un órgano central que regule el funcionamiento general;antes bien los diferentes componentes del sistema inmunitario se diseminan por los tejidos,más o menos,en igualdad de condiciones y se interconectan gracias a la existencia de dos grandes vías de comunicación:el sistema linfático y la sangre.

Podemos distinguir una población celular sanguínea inmunológica y otra no lo es.

  • Población inmunológico

Esta es formada por las células linfoides de tipo B y T.Los linfocitos B son estimulados por determinados antígenos específicos,transformándose en células plasmáticas que inician la síntesis deanticuerpos dirigidos a la destrucción de esos antígenos.Los anticuerpos,o inmunoglobulinas,pueden ser de tipo A,G,M,E y D.Por su parte,los linfocitos T abarcan varias subpoblaciones con funciones diversas,atacando,algunas de ellas,directamente a los antígenos invasores.

  • Población no inmunológico

La población no inmunológica es mucho menos específica y está constituida por los neutrófilos,basófilos,eosinófilos,monocitos y macrófagos,todos ellos leucocitos.En el momento que se encuentran con las partículas patógenas,del tipo que sean,proceden a su ataque y,además,envían señales de alarma que activan otras células defensivas y los linfocitos específicos.

En el sistema digestivo,la parte principal del sistema defensivo se organiza formando una serie de nódulos que se sitúan a lo largo de toda la pared intestinal y que se conocen como placas de Peyer.En estas regiones es donde se lleva a cabo la reacción inflamatoria ocasionada por la entrada en contacto de los antígenos con las defensas.Algunas sustancias contenidas en los alimentos son responsables de la aparición de diversas molestias al ser reconocidas como extrañas,es decir,comportarse como antígenos y desencadenar una respuesta defensiva que pueden tornarse contraproducente.

Aunque muchas veces son empleadas como sinónimos,existen diferencias entre un fenómeno y el otro.

Alergias 

Las alergias son reacciones de hipersensibilidad provocadas por una exagerada respuesta del sistema inmunitario a la  presencia de un determinado antígeno,lo que acarrea una masiva producción de inmunoglobulinas de tipo E.Éstas se unen a los mastocitos o células cebadas,localizados en diferentes territorios,desencadenando la liberación de los citoplasmáticos que contienen.En su interior,hay grandes cantidades de histamina responsable de la aparición de la sintomatología característica.

Algunos autores sostienen que es un problemas que afecta únicamente a la infancia,mientras que otros la asocian también con la vida adulta.Uno de los más proclives al desarrollo de alergia es el marisco.los síntomas se refieren tanto a la afección digestiva como a la general.En el ámbito digestivo es frecuente la aparición de náuseas,diarreas,vómitos,pruritos en región oro-faríngea.e tc.En el ámbito general puede aparecer urticaria,manchas rojizas por la piel,asma y,en los casos más graves,shock anafiláctico.

Intolerancia

La intolerancia a los alimentos no está mediada por el sistema inmunológico y es mucho más frecuente que los procesos alérgicos.Los más frecuentemente implicados son la leche(por la lactosa),el café y el té,algunos pescados como el atún,el plátano,las comodas chinas,etc.Los síntomas son muy variados y menos específicos que en la alergia,pudiendo aparecer cefaleas,náuseas y vómitos,opresión torácica,taquicardia,sensación de quemazón,etc.

Diagnóstico de la alergia alimentaria

El pasi inicial consistirá en la elaboración de una cuidadosa historia dietética en la que haremos especial hincapié en los alimentos ingeridos durante las veinticuatro horas previas a la aparición de los síntomas.Asimismo,reflejaremos la repetición o no de los episodios y la sintomatología padecida por el paciente.

Posteriormente pasaremos a la realización de una dieta para estudio y control de la alergia alimentaria que consta de dos fases:

  • Fase de eliminación. En esta fase se evitan los alimentos más frecuentes implicados en procesos alérgicos.Lo normal es que se produzca una mejoría paulatina.Si esto no ocurre,es posible que origen no sea alimentario.Los alimentos prohibidos son los productos de confitería,los condimentos y salsas,las bebidas gaseosas y tónicas,el tomate,el plátano,la fresa,la uva,la naranja y el limón,carnes como el cerdo,pan,harina,cereales,huevos,leche y chocolate.
  • Fase de provocación. Si el enfermo experimenta mejoría tras la fase de eliminación,significa que se trata de una alergia alimentaria.A partir de este momento deberemos ir introduciendo,uno a uno y con prudencia,los alimentos que han sido previamente omitidos,comenzando por los más sospechosos y continuado con los menos.En el momento que reaparezca la sintomatología,habremos descubierto el producto implicado.

 

Previous

Té rojo

Next

Eufrasia

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *