Casis o grosella negra

La grosella negra es una fruta originaria de las regiones montañosas de Europa y Asia. A pesar de que es una fruta que se la conoce desde tiempos remotos, sus acciones terapéuticas no se han mencionado hasta el S.XII.

Beneficios

Acción diurética

La grosella negra actúa drenando el cuerpo mediante la eliminación de todas las toxinas -incluyendo el ácido úrico-, que tiene el efecto de aliviar el dolor. Además, los amplios estudios sobre esta fruta reconocen la eficacia para el tratamiento del dolor en las articulaciones.

Acción antioxidante

La acción antioxidante de esta fruta hace que su consumo nos aporte grandes beneficios para la piel, la vista, el oído y el aparato digestivo. Además, los antioxidantes también son compatibles con las glándulas suprarrenales, que regulan el cortisol, la hormona del estrés.

Acción antialérgica

La grosella negra es una solución perfecta para sustituir a la cortisona en casos de alergias. Sus propiedades son excelentes tanto para prevenir como para curar los efectos de la alergia.

¿Cómo podemos tomar la grosella negra y con qué frecuencia?

La grosella negra podemos tomarla en forma de infusiones, aunque también se puede tomar en soluciones orales o en cápsulas vegetales. Los brotes también tienen un poderoso efecto ya que es la parte de la planta donde los antioxidantes están más concentrados, esta parte de la fruta también se puede encontrar en farmacias.

Propiedades

 Esta fruta contiene poderosos antioxidantes como la vitamina C en las bayas y la parte de las hojas -incluso más que la naranja y el limón- una gran cantidad de calcio, potasio, ácido cítrico y, en las semillas, ácidos grasos como el omega-3.

Previous

Milenrama

Next

Espárrago

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *