Comer sin sal

Comer sin sal

Existen diferentes trucos culinarios para que la ausencia de sal en el cocinado de alimentos sea imperceptible.Aprende esas técnicas es de gran ayuda,pues con ello se logrará comer sano y prevenir patologías como la hipertensión arterial.

La percepción de lo salado se va formando a lo largo del tiempo.

    En función de los hábitos alimenticios y la concentración de la sal que hay en los alimentos que consumimos, de forma que los receptores del sabor se van habituando a unos niveles de sal variables en cada individuo.

Probablemente no somos realmente conscientes de la sal que se toma en las comidas,pero  la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) refiere que ingerimos una media dce 10 gramos de sal al día,cuando lo recomendable es un máximo de 5 gramos.

La sal es la mayor fuente de sodio de nuestra dieta (>90 %).Pero hay otra pequeña parte de sodio que ingiere también a través de las comidas y que se añade a los alimentos en los procesos de fabricación:son los aditivos,saborizantes,potenciadores de sabor y conservantes.


Nuestro cuerpo necesita pequeñas cantidades de sal para funcionar adecuadamente, ya que es fundamental para regular los fluidos del cuerpo, controlar la cantidad de agua en el organismo, ayudar a la hidratación de las células y a transmitir impulsos nerviosos.La sales indispensable para la vida, pero nuestro cuerpo solo necesita pequeñas cantidades de sal hará que funcione y tomarla en grandes cantidades puede resultar perjudicial para la salud.


Riesgos del consumo excesivo de sal

Una  de las consecuencias más conocidas del exceso del consumo de sal es el favorecer el desarrollo de la hipertensión arterial en personas predispuestas o impedir un adecuado control de la misma.

El exceso de con sumo de sal,también favorece o precipita el desarrollo de otras enfermedades que cursan con retención de liquidos como la insuficiencia cardiaca, la insuficiencia hepática y enfermedades del riñón.


La retención de agua que supone el abuso de sal, produce aumento de peso corporal y obliga a corazón, hígado y riñones a trabajar por encima de sus capacidades para eliminarla.


En condiciones normales,todo exceso de sal que comemos y que no necesita el organismo, elimina en la orina y conlleva además una mayor eliminación de calcio,lo cual favorece la formación de cálculos de calcio en personas predispuesta.

Además, esta mayor eliminación de calcio en la orina, puede contribuir que disminuya el calcio de los huesos y, por tanto, la osteoporosis.

Una manera de prevenir estas patologías es comenzar a educar desde la infancia,que los niños prueben los alimentos con sus sabores naturales para que desarrollen hábitos saludables que prduren en la edad adulta.

Control del consumo de sal

Seguir una alimentación sin sal no significa eliminar por completo el sodio de nuestra dieta, dado que se trata de un mineral indispensable para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y para nuestra salud en general.


PAUTAS ALIMENTARIAS

Gran parte de los alimentos que se toman a diario están llenos de sal:

  • Pan.
  • Galletas y pasteles.
  • Queso y mantequilla.
  • Comida enlatada o congelada.
  • Cereales.
  • Jamón y todo tipo de embutidos.
  • Encurtidos (aceitunas,alcaparras, pepinillos…)
  • Pizza,sándwiches, salchichas y hamburguesas.
  • Pastas preparadas.
  • Salsa de tomate.
  • Snacks.

La Organización Mundial de la Salud,siendo conscientes del alto contenido de sal en la dieta,recomiendan la siguiente ingesta de sal por edades:

  • 5g/día para adultos.
  • 3g/día en niños menores de 7 años.
  • 4g/día en niños con edades entre 7 y 10 años.

Esto en casa se conseguiría:

  • Tomando con más frecuencia alimentos frescos (frutas y verduras) evitando los alimentos precocinados y envasados.
  • No añadir sal en el cocinado sino cuando el plato está terminado.
  • Sustituir la sal por otras especias que den sabor(ajo,orégano,pimienta,albahaca, perejil etc.).
  • No añadir más sal a los alimentos infantiles preparados.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *