Salud

Derrote los cálculos biliares con la dieta

Derrote los cálculos biliares con la dieta

Cómo ocurren los ataques a la vesícula biliar y cómo prevenirlos por medio de la alimentación.

La gente lo describe como un dolor ramificado que irradia desde el lado superior derecho del abdomen hasta el tórax, y algunas veces hasta el hombro derecho para bajar por la espalda. Ese ataque puede durar unos minutos u horas e ir acompañado de náuseas y vómitos. La persona sufre enormemente y no encuentra alivia.

La vesícula biliar es una bolsita en forma de pera situada debajo del hígado. Contiene la bilis, la cual vierte hacia los intestinos para ayudar a la digestión. En la población del mundo occidental, el 90 % de los cálculos se forman cuando la bilis se satura excesivamente de colesterol y se cristaliza, formando bolitas que van desde el tamaño de un grano de arena hasta dos centímetro y medio de diámetro. El 80% de las veces no producen ningún daño y pasan  inavertidos; pero algunas veces, al en contraerse la vesícula para expulsar la bilis, uno de los cálculos se escapa y queda atrapado en el orificio que conduce hacia el hígado y el intestino delgado. Es en ese momento cuando se produce el dolor. El ataque termina cuando el cálculo regresa a la versícula. Sin embargo, puede complicaciones serias, como la inflamación de la vesícula, caso en el cual es necesario operar para retirar el cálculo y la vesícula con él. Los cálculos biliares llegan con la edad, afectan con mayor frecuencia a las mujeres, especialmente a las obesas, y suelen ser genéticos.

Algunas personas son más propensas a los cálculos biliares. Pero no cabe duda de  que la dieta es un factor clave. Lo que usted coma puede intervenir en la formación de cálculos al aumentar o disminuir el grado de saturación de colesterol en la bilis, causa principal de este mal. Algunos alimentos proporcionan más <<detergente>> para disolver continuamente el colesterol. La dieta también contribuye a regular las contracciones vesiculares causantes de los ataques dolorosos.

 

También puede gustarte...