El remedio del yogur

El yogur no hace daño porque ya viene previamente digerido.En uno de los pequeños milagros de la naturaleza,las bacterias del yogur cumplen la función de las enzima ausente y digieren por nosotros buena parte del azúcar de la leche.Basándose en sus experimentos,el doctor Savaiano descubrió que dos cultivos bacterianos,el Streptococus Thermophilus y en especial el Lactobacillus bulgaricus, los cuales transforman la leche en yogur,devoran gran parte de la lactosa durante la fermentación,labor que continúan en el intestino.

Lo importnte es cerciorarse de que el yogur tenga cultivos vivos,como es el caso de de la mayoría de las marcas comerciales;las bacterias muertas no sirven.El yogur natural,sin sabor ejerce una mayor actividad contra la lactosa que es el que tiene sabor.La leche cortada y la lactobacilina,aunque son fermentadas,causan tanto malestar como la leche pura.

Yogur casero

La prueba de la intolerancia:cómo saber si la vaca es su enemiga.

Si sospecha que puede tener intolerancia a la lactosa,suspenda la leche y todos los productos lácteos durante un mínimo de dos semanas.Asegúrese de que los alimentos procesados no contengan ingredientes lácteos.El suero,por ejemplo,contiene más lactosaque cualquier otro alimento y es un ingrediente común de los alimentos procesados.Lo mismo sucede con la leche en polvo.

Si se siente mejor – y los síntomas de malestar gastrointestinal disminuyen- realice una prueba de <<provocación>> o <<reintroducción para determinar cuáles productos lácteos y en cuanta cantidad debe evitar.Beba un poco de leche o coma un poco de queso y espere dos o tres días para ver qué sucede.

PUEBAS MÉDICAS

Su médico también podrá hacerle exámenes más definitivos para diagnosticar la intolerancia a la lactosa,entre ellos análisis de sangre y una prueba simple de inhalación de hidrógeno.


Inhalación de hidrógeno

Evite el yogur helado.Cuando el yogur se procesa en helado comercial suele ser pasteurizado nuevamente,con lo cual meren las bacterias..Descubrió que <<ninguna tenía actividad enzimática apreciable>> y, por lo tanto,eran inútiles contra la intolerancia a la lactosa.Aunque algunas marcas decían contener <<cultivos vivos activos>>,la cantidad era insuficiente para cumplir el objetivo>>.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *