Noticias

Fatiga crónica: alimentos buenos y malos

Fatiga crónica: alimentos buenos y malos

Si usted, o alguien a quien conozca, sufre de fatiga crónica, diagnosticada o no como el síndrome de la fatiga crónica, le conviene saber que el mal podría deberse a una alergia tardía a algún alimento. La afección conocida como síndrome de fatiga crónica es difícil de tratar y se caracteriza por fatiga extrema y depresión, las cuales pueden llegar a ser debilitantes en muchos casos. Sin embargo, Talal Nsouli, alergista y profesor clínico asociado de la Escuela de Medicina de Georgetown, ha observado que las alergias a los alimentos son las culpables en un 60 % de los pacientes que llegan a su clínica con fatiga crónica.<<Es casi inverosímil -dice-.Tan pronto como suspenden esos alimentos, se recuperan del todo>>.

Los tres culpables más comúnmente implicados en la fatiga crónica, según Nsouli, son el trigo, la leche y el maíz.

Si la prueba cutánea o la prueba sanguínea común llamada RAST confirman una alergia a los alimentos, Nsouli le ordena al paciente que suspenda el alimento sospechoso durante tres semanas. Si hay mejoría, el paciente realiza una <<prueba de provocación>>,comiendo de nuevo el alimento para ver si los síntomas regresan al cabo de unos pocos días. Si esto ocurre, se comprueba convincentemente la culpabilidad del alimento.

 

Resultado de imagen de Fatiga crónica:alimentos buenos y malos.

 

También puede gustarte...