Higo chumbo y sus beneficios.

Higo chumbo y sus beneficios.

En las zonas mediterráneas, el higo chumbo,Crecían salvajes en las lindes de las parcelas y se podían recolectar gratuitamente sin ningún problema,Como su carne y paladar son tan peculiares, no salían de su lugar de origen y rara vez (debidamente mondados) se encontraban en los mercados de las capitales.

Se está poniendo de moda entre los gourmets ávidos de nuevos sabores.

El higo chumbo es altamente astringente. Cuatro unidades de esta fruta eliminan cualquier proceso diarreico.

Propiedades

  • Apenas tiene 50 calorías por cada 100 gramos. Con moderación, se puede introducir en las dietas de control de peso.
  • Dentro de las propiedades del higo chumbo destaca su aporte de buenas cantidades de magnesio, fósforo y calcio (56 mg cada 100 gramos de fruto maduro).
  • Su equilibrada combinación de azúcares lo hace apto en las dietas para diabéticos y en las que se requieran un especial cuidado del hígado, riñón y páncreas.
  • Su equilibrada combinación de azúcares lo hace apto en las dietas para diabéticos y en las que se requieran un especial cuidado del hígado, riñón y páncreas.
  • Aunque popularmente se considera un producto astringente, tiene casi 4 gramos de fibra por cada 100 gramos de fruto fresco.
  • Es rico en vitaminas, sobre todo del grupo B.
  • 50 gramos de higo chumbo fresco (tres cucharadas soperas aproximadamente) cubren las necesidades diarias de vitamina B3, imprescindible para el funcionamiento de las proteínas, la división celular y una correcta actividad cerebral, neuronal y cardiovascular.
  • Una fuente importante de compuestos con elevada actividad antioxidante (vitamina C, flavonoides y betalaínas). Su valor calórico es bajo, similar a otras frutas, como la manzana o la pera.
  • Apto en las dietas para diabéticos y en las que se requieran un especial cuidado del hígado, riñón y páncreas.

COMO LIMPIARLOS

 

Resultado de imagen de higos chumbos

Panna cotta de higos chumbos

Ingredientes:

  1. Higos chumbos (450 c.c. de zumo)
  2. Nata líquida, 350 c.c.
  3. Azúcar al gusto
  4. 9 hojas de gelatina.

Elaboración:

  • Hidratamos las hojas de gelatina dejándolas en un bol cubiertas de agua.
  • Pelamos y licuamos los higos desechando las pepitas, medimos 450 c.c. de zumo que pondremos en un cazo.
  • Le añadimos la nata líquida y azúcar al gusto, mezclamos muy bien y probamos para comprobar el dulzor.
  • Llevamos el cazo al fuego hasta que rompa el hervor, retiramos.
  • Le añadimos las hojas de gelatina bien escurridas hasta disolverlas completamente.
  • Volcamos en el molde elegido, mejor si es de silicona.
  • Dejamos enfriar y llevamos al frigo por varias horas hasta que cuaje.
  • Servimos bien fresquita acompañada de rodajitas de higos.

Previous

La bambuterapia

Next

Ciruelas

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *