Alimentación

Jicama

Jicama

La jícama es una verdura de raíz con almidón similar a una papa o nabo. La raíz tuberosa tiene un sabor ligeramente dulce, pero es baja en azúcar, por lo que es una buena opción de carbohidratos para las personas con diabetes y otras personas que intentan una dieta baja en azúcar.

Originaria de México, la jícama a veces también se conoce como nabo mexicano o haba de ñame.

Aunque la raíz es segura para comer, el resto de la planta, incluidos los frijoles, son tóxicos.

En este artículo, discutimos algunos de los posibles beneficios para la salud de comer jícama. También cubrimos su contenido nutricional, seguridad y cómo utilizar esta verdura.

Fuente saludable de fibra dietética
Jícama en una mesa
La jícama es una fuente saludable de fibra dietética y fibra prebiótica.

La jícama es una buena fuente de fibra. Una porción de 1 taza o 130 gramos (g) de jícama cruda contiene 6,4 g de fibra dietética .

Entre los factores nutricionales evaluados por el estudio, la ingesta de fibra fue el predictor más significativo de salud y longevidad. Estos datos epidemiológicos sugieren que el aumento de alimentos ricos en fibra en la dieta puede disminuir la enfermedad durante el proceso de envejecimiento.

Prebiótico

Los probióticos son bacterias y levaduras que son beneficiosos para la salud humana.

Vivir en el intestino de cada persona es una gran comunidad de bacterias. El consumo de alimentos o suplementos que contienen probióticos puede ayudar a restablecer el equilibrio natural de esta comunidad. Los estudios relacionan los probióticos con una variedad de beneficios para la salud, que incluyen una mejor salud intestinal y un menor riesgo de ciertas infecciones.

Los prebióticos son un tipo de fibra que el cuerpo no puede digerir. Los prebióticos apoyan el crecimiento de los probióticos proporcionándoles alimentos. La jícama es rica en inulina , un tipo de fibra prebiótica.

Jicama es una buena fuente de vitamina C. Sólo 1-cup, o 130-g porción de jícama cruda contiene 26,3 miligramos (mg) de vitamina C . Según la Oficina de Suplementos Dietéticos de EE. UU . , La ingesta diaria recomendada de vitamina C para adultos es de 90 mg para hombres y 75 mg para mujeres.

La vitamina C es un antioxidante , lo que significa que puede contrarrestar los efectos del estrés oxidativo en el cuerpo. Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa , el estrés oxidativo puede influir en el envejecimiento y en varias enfermedades, como el cáncer , las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

La investigación sobre el papel de los suplementos antioxidantes en la lucha contra las enfermedades no es concluyente y, a veces, contradictoria.

Una revisión sistemática de 2017 solo encontró evidencia limitada y de baja calidad de que la suplementación con vitamina C reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, otros estudios han demostrado que la vitamina C tiene un impacto en la estimulación del sistema inmunológico.

También puede gustarte...