Leche de cabra

Aunque en España solo alcanza el 3% de todas las leches que se beben, según datos de la Fundación Española de Nutrición, más de la mitad de la población mundial consume leche de cabra. De hecho, en algunos países asiáticos supera a la de vaca. Así, este alimento ha sido usado tradicionalmente en la lactancia como suplemento ante la falta de leche materna ya que es más digestiva que la de otros mamíferos como la vaca.

Beneficios de la leche de cabra:

  • Mayor digestibilidad: La leche de cabra es más cercana a la leche materna humana que la leche de vaca. Por tener una composición química mucho más parecida a la de la leche humana, es más fácil de digerir y asimilar en nuestro cuerpo.
  • Menor índice de alergias: A pesar de tener aproximadamente el mismo valor de lactosa que la leche bovina, la leche de cabra cuenta contiene valores de caseína casi nulos, por lo que para aquellos alérgicos a esta proteína deberían contar con un buen fardo de leche caprina en sus estantes.
  • Mejora la recuperación de personas con anemia, ya que la leche de cabra tiene la propiedad de regenerar hemoglobina.
  • Efecto Buffer: Neutraliza la acidez estomacal, por lo que es muy recomendable para las personas con úlceras estomacales.
  • Importante elemento anticancerígeno debido a la enorme cantidad de Coenzima Q, a la que se le atribuyen propiedades anticancerígenas.
  • Frena el envejecimiento. La leche de cabra reduce las arrugas y retrasa los signos de envejecimiento de la piel. El jabón de leche de cabra tiene ácidos alfa hidroxi que suavizan la piel, rompiendo el pegamento que mantiene las células muertas de la piel juntas.
  • Hidrata la piel y trata el acné. Estudios muestran que la leche de cabra es eficaz para tratar el acné. Esto es principalmente porque la leche de cabra tiene propiedades anti-bacterianas que retrasan el crecimiento de organismos microbianos que impulsan la propagación del acné.
  • Es nutritiva: La leche de cabra está llena de nutrientes esenciales y vitaminas como las vitaminas D, C, B1, B6, B12, y E.

Valor nutricional (por cada 100 gramos):

Calorías: 67 kcal

Proteínas: 3,4 gr

Grasas: 3,9 gr

Hidratos de carbono: 4,5 gr

Calcio: 110 mg

Hierro: 0,12 mg

Potasio: 180 mg

Fósforo: 95

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *