Sulforafano

Sulforafano

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins y muchas otras instituciones de prestigio han publicado un enorme número de estudios sobre un compuesto denominado sulforafano,que se encuentra en el brócoli y en otros vegetales de la misma familia.El Sulforafano ayuda a prevenir el cáncer de mama,ovario,próstata,huesos,cerebro,vejiga,hígado,pulmón y estómago,y combate otras afecciones asociadas al envejecimiento y la muerte celular.

Las plantas crucíferas contienen fitonutrientes anticancerígenos como tioles(por ejemplo,los glucosinolatos que contienen azufre) y los indoles(que ligan sustancias químicas cancerígenas y activan las enzimas desintoxicantes).

Las toxinas (tanto naturales como sintéticas)pasan por fases de desintegración en las células del organismo,particularmente en el hígado.El sulforafano favorece la eliminación natural de las sustancias nocivas en las células del organismo por medio de los siguientes mecanismos:

  • Respaldo de los sistemas enzimáticos que eliminan los carcinógenos.
  • Estímulo más prolongado de las actividades enzimáticas protectoras que otros antioxidantes(como la vitamina C y E).
  • Aumento de los niveles celulares de ácido glutatión,un potente antioxidante que refuerza el sistema inmunológico.
  • Inhibición de la activación de COX-2,una enzima inflamatoria que provoca cambios cancerosos en las células.
  • Reducción de los daños de ADN y de la proliferación celular descontrolada.

El equipo científico de la Universidad Johns Hopkins descubrió que varios tipos de brócoli y congelado contenían cantidades significativamente diferentes de SGS,y de que cuanto más antiguo era el brócoli,tanto menos SGS contenía.Una investigación minuciosa permitió descubrir ciertas variedades de brotes de brócoli de tres días -que se asemejan a una cruz entre los brotes de alfalfa y de alubia– que contenían alrededor de 50 veces más SGS que el brócoli maduro hervido.En otras palabras,20 g de estos brotes especiales podían aportar tanto SGS como 1 kg de brócoli cocinado.

DOSIS

Para un aprovechamiento óptimo,conviene comer media taza (30 g) de brotes de brócoli cada día.Cada ración contiene 73 mg de SGS.Lo mejor es tomarlos en crudo,de modo que se pueden esparcir en una ensalada o incluir en un sandwich vegetal.El sabor de los brotes es similar al del rábano,con un gusto ligeramente picante que resulta de la liberación del sulforafano al masticar.Incluso las personas que odian el brócoli disfrutan con el sabor penetrante de los brotes de brócoli.También existen un suplemento que contiene 30 mg de SGS por cápsula.La dosis en este caso es de una a cuatro cápsulas diarias.

¿CUÁLES SON SUS EFECTOS SECUNDARIOS?

Los brotes de brócoli y el SGS son seguros para todo el mundo.Los investigadores de la Universidad Johns Hopkins realizaron un estudio formal de seguridad de SGS,publicado en Nutrition and Cancer,con 12 voluntarios sanos a los que se les administraron diversas dosis de extracto  de SGS.Se realizaron 32 pruebas de laboratorio,incluso análisis de sangre,antes,durante y después del período del estudio y no se hallaron signos de  toxicidad.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *