Trigo sarraceno

El trigo sarraceno (Polygonum Fagopyrum), también conocido como alforfón, es un pseudocereal con una riqueza inusual de nutrientes, comparado con otros cereales y con la ventaja de no contener gluten.

De hecho, que no es trigo en realidad, es uno de los cereales más recomendados por las nuevas corrientes de nutrición celular activa.

Beneficios 

  • Salud del corazón y las arterias: Gracias a sus ácidos grasos esenciales (omega 6) y la vitamina P,  es un alimento recomendado en una dieta para la salud del corazón y las arterias. También en caso de hipertensión, varices, flebitis, etc.
  • Intestino: Al igual que todos los cereales,  por su gran aporte de fibra,  está recomendado en caso de estreñimiento y para mantener en buen estado la flora intestinal.
  • Obesidad: Además, su tipo de fibra particular, está recomendada para saciar en caso de obesidad.
  • Colesterol: También por este tipo de grasa insaturada,  ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Diabetes:  Es uno de los cereales más recomendados para controlar la diabetes y regular los niveles de azúcar en sangre.
  • Estado de ánimo: Gracias a su riqueza en carbohidratos, vitaminas del grupo B, magnesio y lisina, este cereal está recomendado en caso de depresión, ansiedad o cansancio generalizado.
  • Regulador del sistema inmune: minerales como el zinc y el selenio estimulan el sistema inmune.

Tipos de alimentación

  • Dietas: Dietas celiacos e intolerantes al gluten: al no contener gluten, es un alimento muy completo y nutritivo para los intolerantes al gluten.
    Dietas deportistas: por todo su aporte nutricional es un alimento que debe estar en la dieta de un deportista.
    Dietas vegetarianas y veganas: por todo su aporte nutricional es un alimento que debe estar en la dieta de vegetarianos y veganos.
    Dietas de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia: aporta muchos nutrientes y estimula la producción de leche.

Propiedades

Contiene una proteína de alta calidad al contener todos los aminoácidos esenciales sin presentar déficit de lisina o metionina. No contiene gluten. El aporte de hidratos de carbono es bastante elevado siendo, en su mayoría, hidratos complejos de lenta absorción lo que hace que el trigo sarraceno tenga un bajo índice glucémico. Aporta más fibra que la quinoa o el amaranto. Su contenido en grasa es mayor que el de los cereales y menor que el de la quinoa y el amaranto y contiene mayoritariamente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas siendo su aporte principal de ácidos grasos esenciales omega-6.

Vitaminas y minerales

El aporte de vitaminas del grupo B es importante, sobre todo de niacina o vitamina B3. También contiene algo de vitamina E. Su contenido en minerales es amplio destacando el zinc, selenio, cobre, manganeso, fósforo, potasio y magnesio. También aporta algo de calcio y hierro siendo muy bajo en sodio. Es importante consumir trigo sarraceno procedente de cultivo ecológico para evitar el consumo de contaminantes o de organismos modificados genéticamente.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *